En ocasiones es común encontrar dentro de las organizaciones que se cuestione la importancia de la gestión de talento humano

.

Cuando se discute el futuro de la organización se tiende a pensar en términos financieros, que por su puesto tienen relevancia para los planes de la empresa, pero ¿que tanta importancia a la gestión de talento humano le damos?. Cuando nos referimos a importancia, no es solo pensar y decir que son importantes sino actuar en función a eso.

Al momento de tomar medidas nos centramos en acciones financieras, en mejorar nuestras estrategias de marketing, en ventas, pero.. ¿Y nuestro cliente interno?. la única forma en que podras complacer al mercado, es con un cliente interno feliz. La empresa es un todo, desde el personal base hasta los directivos deben estar identificados con la organización, deben conocer sus objetivos y alinear sus acciones en función a ellos.

Como dato relevante podemos señalar que las empresas que invierten en tener a líderes talentosos en puestos correctos puede alcanzar hasta el doble de la rentabilidad que sus competidores más cercanos, según estudios realizados por la consultora BCG. Esto nos lleva a pensar que debemos tener como prioridad establecer excelentes procesos de selección y de capacitación que permitan a la organización lograr sus objetivos.

Algunas veces se considera que hacer una buena entrevista de selección puede ser suficiente, pero en la realidad aunque es importante debe ir de la mano con planes de capacitación adecuados que permitan el desarrollo de cada uno de tus colaboradores y de procesos y sistemas de información bien definidos que faciliten el desempeño de las actividades.

Algunas empresas en el sector textil han incursionado con planes de responsabilidad social empresarial en los que contemplan la mejora de las condiciones laborales de sus trabajadores, por estándares superiores a los señalados por las leyes de los países donde se desempeñen y los acuerdos internacionales a los que deben plegarse.

Esto ha tenido como consecuencia aumentos importantes en su productividad con inversiones menores a las de marketing por ejemplo.

Hoy en día el mundo globalizado nos lleva a tener presente que como empresa cada vez somos más transparentes y quedamos al escrutinio del mundo entero. Si nuestros trabajadores están felices e identificados, serán los primeros en defender y promover nuestros productos y servicios.

Tu gestión de talento humano se refleja en tus resultados. Cuando tus clientes entran a tus tiendas / oficinas, en el proceso de compra, en el servicio post venta, ellos tienen contacto con diferentes actores de tu organización, directa o indirectamente, que trabajan para satisfacer sus necesidades.

Sube a tu autobús a la persona adecuada y siéntala en el puesto correcto. Jim Collins